Con las horas contadas

Frank Bigelow, al que le han dicho que ha sido envenenado y que solo le quedan unos días de vida, intenta averiguar quién lo mató y por qué.