Invencible

Zishe trabaja actuando como forzudo en Berlín. Mientras Hitler se va consolidando en el poder y en Berlín estalla el antisemitismo, Zishe llega a la conclusión de que ha sido elegido por Dios para advertir a su pueblo del peligro que avecina.