Un cubo de sangre

Un ayudante de camarero tonto es aclamado como artista por un gato muerto cubierto de yeso que se confunde con una hábil estatuilla. El deseo de más elogios pronto conduce a una serie de obras cada vez más mortales.