Arpón

Germán dirige un colegio donde se obsesiona por tener el control de la vida de sus estudiantes, sobre todo de las jóvenes chicas que se ven en la necesidad de alterar su cuerpo, su persecución resulta ser tan tóxica que al final sale de sus manos.