Demasiado Bueno Para Ser Cierto

Georgina alquila una instalación al empresario de Texas Gus Leroy, pero cuando se revela que el material que se almacena es desperdicio peligroso, hay un alboroto.