El navío

Leo es el único sobreviviente del tsunami que hace diez años arrasó su escuela primaria. Ahora se propone construir, en tan solo unos días, un Navío con los restos de las aulas, lo que despertará el entusiasmo de todo el pueblo.