Ghost In The Shell

En 2029, el mundo informatizó. Los datos fluyen a través de redes corporativas y el cerebro puede recibir todo el flujo de información. Además, el intercambio de miembros se volverá común y avanzado, fácilmente reemplazado por un cuerpo cibernético.