El Fantasma de Canterville

Paul, de 10 años, es un niño promedio pero tímido, sujeto a los miedos típicos de la mayoría de los niños de su edad. Su sobreprotectora madre Mona, creyendo que Paul está perturbado, lo envía a un psicoterapeuta.