IKIGAI, la sonrisa de Gardel

La razón de vivir de Mirta es su arte y el tango. Creando así un refugio para superar el dolor y el desconcierto que sufrió tras sobrevivir un atentado de bomba por pertenecer a una comunidad judía en Argentina.