Killer In Law

Melissa, una mujer felizmente casada con una hija de ocho años, invita a su suegra a vivir con ellos. Sin embargo, se da cuenta de que la abuela está desquiciada y quiere secuestrar a su nieta para reemplazar a su propio hijo muerto.