Libertarias

Cuando el 18 de julio de 1936 comienza la Guerra Civil Española, un grupo de mujeres anarquistas reivindica su derecho a luchar en el frente. En nombre de la libertad, las mujeres libran su propia batalla para equipararse a los hombres en la lucha armada.