Lo Peor de Los Deseos

Están dispuestos a todo por el poder. Lo peor de los deseos, es que se pueden hacer realidad.