Sicario

Jairo es un adolescente que vive en un mundo marginal, en un barrio repleto de drogas y asaltos. Hastiado de la pobreza y de su infierno familiar, se ve obligado a recurrir a la violencia.