Sin rastro alguno

Tras la muerte de su mujer, un policía deja la profesión para cuidar de su hija. Trabaja limpiando escenas de crímenes, pero un día, esa tarea rutinaria termina amenazando la vida estable que ha construido para su familia.