Slow Moe

Marvin Mobley se convierte en el mejor jugador de béisbol cuando encuentra un par de anteojos mágicos. Cuando desaparecen las gafas, Marvin no cree que pueda jugar, pero aprende que ganar no significa nada si no puedes estar orgulloso de cómo juegas.