Prisionero del Demonio

En noviembre de 2012 Rachel Kusza y su equipo de cineastas viajaron a Transilvania para documentar el bosque de Baciu Un bosque con una oscura historia de sucesos extraños, apariciones de fantasmas y innumerables casos de personas desaparecidas.