Nada es Para Siempre

Aunque Norman y Paul Mclean son los hijos de un pastor protestante. Los dos son muy distinto y llevan una vida diferente pero a pesar de todo hay algo que siempre los mantendrá unidos: el río salvaje que atraviesa Montana, donde aprendieron a pescar.