Una Vida Sin Límites

Bobby estuvo a punto de morir de fiebre reumática cuando era niño. Pero eso no le impidió intentar convertirse en el cantante más popular del país. Trabajó incansablemente por el éxito, pero vio cómo todo se desmoronaba al perder los medios y la fama.