Hombre tenías que ser

Raquel Lomelí, sale adelante sin la ayuda de su padre, trabaja como asociada en la agencia Lara & Lomelí.