Nuestros hijos

Julie Andrews y Ann-Margret son madres de dos hijos homosexuales en una relación, uno de los cuales se está muriendo de SIDA.